¿Qué son las notas convertibles? - Conector