¿Innovar en negocio o en tecnología en una startup? - Conector