¿Existe una burbuja de startups? - Conector