¿Cómo influye el ciclo de vida de un cliente en tu startup? - Conector