Lucas Carné: “No hay que tener miedo a escuchar las verdades”

Publicado por el Ene 13, 2016 | 0 comentarios


Abanca & Conector Bankia & Conector Seat & Conector

carlos blanco y lucas carnéLas #CharlasConector han inaugurado el año con un invitado de lujo: el cofounder y coCEO en Privalia, Lucas Carné. Carlos Blanco invitó a este emprendedor de éxito para que compartiera con todos los emprendedores de la aceleradora su experiencia, sus aciertos, sus errores y sus consejos.

Tímido y sincero, Carné se presentó como hijo de emprendedores, con esta cultura ya arraigada desde bien pequeño. Trabajando en una consultoría decidió emprender un proyecto disruptivo con un buen amigo y 3 socios más, dos de los cuales se cayeron por el camino y un tercero que tras varios conflictos ya está fuera. Tras estos problemas, Lucas afirmó que las emociones deben pesar lo mínimo y que antes de asociarte con un “conocido” hay que buscar referentes de él, sin temer a escuchar verdades.

Sus inicios fueron duros. Nos tenemos que situar en el 2006, saliendo del crash de la burbuja .com, sin business angels, sin aceleradoras, sin todo el ecosistema y la información que conocemos hoy en día. Levantar un ronda era muy difícil y más en el mercado español, ya que muchos inversores simplemente por este hecho ya no ponían dinero. Lo consiguieron. Y con el tiempo se han dado cuenta que el mayor error que han cometido ha sido pensar siempre en un futuro de color verde, que les hacía negociar al límite sin la seguridad de que sus planes se cumplirían según lo previsto.

Los errores

Uno de los primeros errores que cometieron en Privalia fue no asesorarse con un abogado especialista en startups, el cual empezó a ver cifras y valoraciones enormes que le sobrepasaban. Con Carlos Blanco coincidieron en otro error que han cometido los dos: permitir el derecho a veto a los inversores.

lucas carné dando la charla

El caso Groupalia

Cuando Privalia iba viento en popa, Carné y su socio identificaron una startup que utilizaba el mismo modelo de negocio que ellos, pero en vez de vender producto físico, vendía cupones de descuento. Decidieron crear ellos también una empresa así y nació Groupalia. En un par de años, Groupalia pasó de vender 0 a vender 135 millones de euros. Tuvo un crecimiento brutal incentivado por la sobre financiación a todas las empresas con ese mismo modelo de negocio. Acabaron perdiendo mucho dinero por no vender la startup en el momento adecuado.

Actualmente, Carné asegura que no quiere volver a diversificar su mente. Está 100% centrado en Privalia y no mira más allá. Solo el tiempo dirá los próximos pasos de este brillante emprendedor.

¡Gracias por tu visita, Lucas!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *