Freemium, el modelo de negocio que está de moda

¡Nuevos programas de aceleración 2018 de Conector en Madrid, Barcelona y Galicia!

Buscamos startups tecnológicas en fase “seed”, con equipo full-time y con producto lanzado o con un MVP validado.

La admisión de solicitudes (“aplica”) finaliza el 2 de Enero para los programas de Barcelona y Madrid y a finales de Febrero (fecha por determinar) para el de Galicia.

Envíanos tu presentación de negocio y este “canvas” al programa que te interese.

Encontramos decenas de modelos de negocio: por suscripción, peer to peer, crowsourcing… Y el freemium, de la contracción en inglés free y premium. Este es, actualmente, uno de los modelos más utilizados por las startups relacionadas con la Web 2.0.

Este modelo ofrece dos formas de empleo a sus usuarios: aquellos que utilizan el servicio de forma gratuita y los que lo hacen pagando. Los primeros, que suponen la gran mayoría, pueden utilizar el producto o servicio de forma más reducida; mientras que en los segundos, quienes pagan para su uso, obtienen el mismo producto o servicio pero con valor añadido y múltiples ventajas.

Hay múltiples maneras de enfocar un modelo de negocio freemium, como bien explica Wikipedia:

  • Limitado por su funcionalidad. El producto o servicio nos permite realizar ciertas funciones, pero no todas ellas. Claro ejemplo de ello es Spotify, plataforma que permite a sus usuarios escuchar su música online pero sólo los que pagan su versión premium pueden hacerlo offline.
  • Limitado por capacidad. Tiene lugar cuando el producto o servicio ofrece una capacidad limitada, la cual puede ser ampliada mediante el pago de cierta cantidad. Encontramos por ejemplo a Google Drive, que ofrece a sus usuarios únicamente 5GB gratuitos.
  • Limitado por “asiento”. Cuando el producto o servicio no gratuito para todo el mundo, sino que cuenta con un número reducido de “asientos” o personas que pueden utilizarlo sin pagar, decimos que está limitado por “asiento”.
  • Limitado por tipo de cliente. En este caso, en el limitado por tipo de cliente, el producto o servicio será gratuito solamente para cierta parte de la población: estudiantes, trabajadores, etc. Ejemplo de esto podría ser Word, muchas veces gratuito para el sector de la educación.
  • Limitado por esfuerzo. El producto o servicio es gratuito con la condición de realizar esfuerzo para poder desbloquearlo. Por ejemplo, el juego Temple Run.
  • Limitado por tiempo. Como su nombre indica, será gratuito durante un tiempo determinado, a partir del cual habrá que pagar si queremos utilizarlo.

¿Qué pensáis vosotros sobre este modelo de negocio? ¿Creéis que es efectivo?

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *