Errores de los emprendedores en las primeras fases de vida de una startup

Publicado por el May 22, 2017 | 0 comentarios


Abanca & Conector Bankia & Conector Seat & Conector

Las causas por las que fracasa una startup son tan numerosas como los posibles errores que puede cometer un emprendedor. Carlos Blanco, General Partner en Encomenda VC, Founder en Nuclio Venture Builder y Founder en Conector, nos ha visitado en el programa ABANCA innova by Conector Galicia y nos ha dado su visión sobre los principales errores de los emprendedores al crear una startup. Evitar estos errores supone construir unos pilares sólidos sobre los que levantar el proyecto y aumentar las probabilidades de alcanzar el éxito.

 

La mala selección de socios y la ausencia de un líder claro

 

Uno de los errores más habituales es juntarse con gente que he conocido en el trabajo o en la carrera, sin valorar los diferentes perfiles que necesita la startup. El modelo de negocio determina los profesionales que deben integrar el equipo. Cuando la startup desarrolla un modelo de ecommerce es fundamental incluir un experto en marketing, un experto en compras y un experto en logística, mientras que en un modelo SaaS es imprescindible contar con un experto en ventas y un buen equipo técnico. Cada startup necesita las personas adecuadas.

El equipo de cada startup es único y adaptado a las propias necesidades del proyecto, pero en todas las startups debe existir un líder. Esta figura es clave para alcanzar el éxito. Es el alma de la startup. Cualquier proyecto que carezca de un líder claro está abocado al fracaso. Incluso la existencia de un líder no garantiza el éxito. Si el líder no tiene capacidades de comunicación, carece de conocimientos transversales, es individualista, carece de ambición, no genera confianza o no es respetado entre su equipo, la startup no alcanzará el éxito.

 

errores-de-los-emprendedores-en-las-primeras-fases-de-vida-de-una-startup

Carlos Blanco, General Partner en Encomenda VC, Founder en Nuclio Venture Builder y Founder en Conector, desarrollando su charla en Conector Galicia.

 

La falta de pacto de socios y un mal reparto accionarial

 

Una situación típica es la marcha de uno de los socios poco tiempo después de comenzar el proyecto. Si no hay nada acordado por escrito, el resto de socios fundadores pierden el porcentaje de la startup que se lleva el miembro que deja el equipo y además deben buscar un nuevo profesional que desarrolle las funciones del exsocio. Para evitar este tipo de situaciones, se debe firmar un pacto de socios entre todos los socios fundadores para reflejar por escrito las normas que se van a seguir. Se debe regular, entre otros aspectos, la dedicación, la exclusividad, el sueldo, los pactos de recompra o la facultad de incorporar y despedir profesionales del equipo.

Uno de los aspectos que se deben recoger en el pacto de socios es el reparto accionarial. Un mal reparto del porcentaje que se lleva cada miembro del equipo llevará al fracaso a la statrtup. No es eficiente repartir el pastel a partes iguales. El líder debe reflejar en el reparto accionarial su función. De igual forma que los socios que se dedican a tiempo completo al proyecto, los que más riesgo asumen, los que mayor coste de oportunidad soportan, los que comienzan en el proyecto desde el principio o los que más recursos aportan deben tener más acciones. Un reparto accionarial justo garantizará el correcto desempeño de todo el equipo.

 

Centrarse en la idea y olvidarse de las métricas

 

Un gran error que se repite entre los emprendedores es pensar que la idea es única, innovadora y extremadamente buena. Muchas veces la idea es el mayor enemigo del emprendedor. Es muy probable que en otro punto del planeta alguien haya tenido ya esa idea e incluso que la esté desarrollando. A los ojos de un inversor la idea no es lo que más peso tiene en un proyecto. El equipo, el sector al que se dirige, el modelo de negocio y el ecosistema que rodea al líder son las métricas más importantes para un inversor.

Una de las métricas más importantes que valoran los inversores es el mercado al que se dirige la startup. No solo analizan que la solución al problema que propone la startup realmente aporte valor a los clientes, sino que prestan especial atención al tamaño del mercado. No medir el tamaño del mercado o medirlo de forma incorrecta es un error frecuente entre los emprendedores.

 

 No definir la cultura, la misión y los valores de la startup

 

Si el líder es el alma de la startup, la cultura es el corazón. Carecer de cultura de empresa es carecer de identidad. Se debe definir un estilo que identifique a la startup. La flexibilidad de jornada, la conciliación familiar, el lowcost o no trabajar los viernes son ejemplos de cultura empresarial. También se debe definir la misión y los valores. La misión es el objetivo que se marca la startup y los valores son aquellos principios a través de los cuales se alcanza la misión. No definir el fin que persigue la startup y la forma de alcanzarlo es un error que ha llevado a muchos emprendedores al fracaso en sus proyectos.

Un placer escuchar a Carlos Blanco en ABANCA Innova by Conector Galicia.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *