Crowdfunding para una startup ¿sí o no?

Publicado por el Mar 14, 2017 | 0 comentarios


Abanca & Conector Bankia & Conector Seat & Conector

Antes de comenzar con las ventajas o desventajas que el crowdfunding pueda tener a la hora de conseguir financiación, primero hay que distinguir entre tres tipos:

  • Crowdfunding básico o de recompensas: en esta modalidad, la startup vende su producto o servicio a cambio de una aportación económica.
  • Crowdlending: aquí, los emprendedores solicitan un préstamo económico a pequeños inversores.
  • Equity crowdfunding: en este caso la startup dará entrada a nuevos accionistas y éstos serán parte de la compañía.

Qué tipo de crowdfunding solicites dependerá siempre del tipo de proyecto en el que estés trabajando y en qué momento estés, pero lo cierto es que cualquiera de los tres puede servirte a la hora de pedir financiación.

A continuación, te presentamos cuatro razones para realizar crowdfunding:

  1. Necesitas usuarios y/o clientes

Cuando necesitas gente que compre lo que ofreces quizá va bien realizar un crowdfunding básico o de recompensas, ya que gracias al dinero que consigas puedes vender tu producto o servicio. Existen plataformas para esta modalidad como son Verkami, Lánzanos, Goteo, entre otras.

  1. Necesitas inversores

En esta opción tienes dos caminos posibles: el primero es buscar un solo inversor que lidere la ronda de inversión; el segundo, si lo que quieres es recaudar dinero de muchos pequeños inversores, es realizar un equity crodwfunding, que funciona como cualquier ronda de financiación, es decir, debes de marcarte un objetivo a recaudar y los inversores obtendrán una participación en tu empresa dependiendo del dinero que pongan.

  1. Necesitas impacto social

A veces el dinero no es prioritario, pero el crowdfunding te puede ayudar a causar un gran impacto en la sociedad. En España el crowdfunding sigue creciendo día a día, lo que significa que llegar a los medios mientras realizas este método de financiación es relativamente sencillo. Y una vez consigues estar presente en los medios, también tendrás impacto social.

  1. Necesitas dinero puntual

Puede darse un caso puntual, es decir, que necesites dinero para tu startup, pero no quieras dar acciones a cambio. Entonces, la mejor opción, si el banco te cierra las puertas, es recurrir un grupo pequeño de inversores, los cuales te den dinero a cambio de un cierto interés sobre el préstamo.

Estos cuatro motivos pueden llevarte al crowdfunding, pero también creemos necesario presentarte estos motivos para no hacer crowdfunding:

  1. Cuando ya tienes tracción

No es necesario recurrir al crowdfunding sí o sí, pese a que sea la opción de financiación que más está creciendo. Cuando tu startup ya puede tirar hacia adelante y tiene tracción, es decir, saca beneficios, no es necesario que te plantees una campaña de crowdfunding, a no ser que necesites crecer.

  1. Cuando tu sector no es lo suficientemente transparente

Cuando tu empresa sea de internet, o medianamente pública y con usuarios quizá sí pueda interesarte realizar crowdfunding. Pero si tu startup pertenece a un sector un tanto opaco y las cifras no encajan, puede que no te convenga hacer una campaña de equity crowdfunding, ya que a tus inversores puede que nos les guste demasiado lo que ven.

  1. Cuando puede perjudicar tu imagen

No todo el mundo ve el crowdfunding de igual manera. Pese a estar creciendo y en auge, todavía queda para que la imagen de la financiación colectiva sea vista como una forma abierta y colaborativa de ayudar a un proyecto. Así que antes de recurrir al crowdfunding has de tener plantearte si no dañará tu imagen ni la de tu empresa.

Algunas de nuestras startups como Dineyo y Tu&Co han lanzado rondas de inversión. ¡Esperamos que esto os sirva a la hora de decidiros cuando os planteéis hacer crowdfunding!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *